¿Cuándo es necesario cambiar de trabajo?

 

Existen personas que se mantienen en un trabajo por varios años pero no necesariamente es algo bueno, depende de la situación en la que se encuentre el trabajador. En muchas ocasiones las personas se mantienen en un mismo trabajo porque les apasiona lo que hacen y a cada rato renuevan sus ideas, pues sienten que van creciendo profesionalmente, pero también muchas personas no saben exactamente si están en el trabajo por gusto, comodidad o necesidad.

Pasamos la mayor parte de nuestro día trabajando, por lo tanto es necesario que nos guste lo que hacemos y el lugar en el que estamos, por lo que laborar en una empresa solo por comodidad o necesidad si disfrutarlo no es positivo, a la larga puede afectar a la salud, estado de ánimo y forma de ser de la persona. Aquí te damos algunas señales que te indican que debes empezar a buscar otro trabajo.

Estancamiento

Si te levantas y al pensar en el trabajo te empieza a dar pereza y no te dan ganas de asistir, es que el trabajo ya no te está gustando. Si al estar en tu jornada laboral sientes aburrimiento, ansiedad y que se te va el día sin sentirte realizado, cuidado puedes estar cayendo en un momento de estancamiento provocando falta de creatividad y un bajo rendimiento.

Por un lado puede ser provocado por la falta de motivación por parte de la empresa por la falta de promoción, aumento de salario o reconocimiento de logros. También puede ser causado porque no se disfruta lo que se realiza o no existe una identificación con la empresa.

Ambiente Tóxico

Otras de las señales que debes detectar es el ambiente en el que trabajas, muchas veces se pueden llegar a tener desacuerdos con el equipo de trabajo, pero si es muy seguido es necesario detectar la razón, puede ser que tú no estés abierto a las ideas de otros y esa parte la puedes trabajar, pero si la mayoría de los trabajadores son los que se mantienen con esa actitud incluyendo a los superiores, es un lugar donde será difícil laborar, habrá más culpables y conflictos que soluciones, provocando un ambiente tóxico, que te puede perjudicar aunque tú no lo notes.

Al momento de detectar estas sensaciones tienes que preguntarte ¿Quiero o puedo hacer algo más en esta empresa? ¿Me gusta lo que hago? ¿Puedo aspirar a otro puesto? ¿Me gusta el ambiente laboral en el que me encuentro? ¿Me siento productivo? Si las respuestas a estas preguntas en su mayoría o totalidad son no, es momento de empezar a buscar otro trabajo o replantearte lo que buscas para tu futuro.

No te auto engañes, trabaja en lo que te apasione y realiza tus metas no las de otras personas.

NOTAS RELACIONADAS

PRÓXIMOS EVENTOS

No events